Aunque aún estemos en marzo, empieza a llegar el calor y el buen tiempo a muchas zonas de España y el radiante sol es un gran enemigo de tu teléfono móvil. El sol es un riesgo para tu teléfono móvil Motorola y es aconsejable que, igual que te protejes tú, mantengas tu Motorola alejado del sol o del calor extremo.

El buen tiempo empieza a llegar a muchas partes de España y te contamos hoy cómo puedes proteger tu Motorola del calor, al igual que ya te explicábamos hace semanas cómo puedes mantenerlo alejado del frío y protegido de las bajas temperaturas. Protege tu móvil del calor para que la batería se mantenga completamente sana y que el teléfono no vaya lento o incluso se estropee de forma definitiva.

No lo dejes al sol

Es un consejo obvio pero necesario: aparta tu teléfono móvil Motorola del sol. Quita el móvil de una exposición directa al sol e intenta siempre ponerlo a la sombra. Si vas a salir a tomar algo en una terraza y está dando el sol directo, protégelo. Si vas a tomar el sol en la piscina, en el parque o en la playa, intenta taparlo y haz que nunca esté durante mucho tiempo expuesto al sol de forma directa.

No lo dejes en el coche

Otro consejo que parece obvio pero que podemos olvidar: no dejes el teléfono en el coche. Un coche se caliente mucho en muy poco tiempo con las ventanas cerradas y subidas y esto podría hacer que tu Motorola aumentase rápidamente de temperatura y sufriese algunos daños. Si vas a salir del coche, aunque sea muy poco tiempo, lleva el teléfono contigo para que no se sobrecaliente.

Quita la funda

Una forma de hacer que tu móvil vuelva a su temperatura original es quitar la funda. Al igual que tú te quitas una prenda de abrigo, la funda da más calor a tu Motorola. Quita todo lo que pueda hacer que esté menos fresco… Sobre todo en casos en los que no tengas forma de cubrirlo con nada si estás en un bar al sol o en un partido de fútbol en el que no hay sombra en la que proteger tu teléfono.

Desactiva todo lo que no uses

Puedes desactivar lo que no uses en tu teléfono para aligerar la energía. Puedes quitar WiFi, Bluetooth o todo tipo de conexiones y cerrar todas las aplicaciones que no estés usando. Que las aplicaciones trabajen en segundo plano hacen que el móvil esté trabajando y se caliente sin necesidad. Puedes activar el Modo Avión en tu teléfono Motorola para que no trabaje de forma innecesaria  y desactive datos y llamadas para que así esté aún más fresco y no esté forzándose continuamente.

Tags:

Related Article