Si en la gama media de smartphones hay una marca icónica esa es la gama “G” de Motorola. Los Moto G se han convertido en sinónimo de calidad y gran rendimiento a buen precio. Y esta décima generación de los Moto G es sin duda el mejor exponente del éxito de estos teléfonos. Hacemos un repaso a todas estas generaciones, que han marcado sin duda la vida de muchos usuarios.

Diez generaciones no significan forzosamente diez años, de hecho la gama Moto G llegaba al mercado en el año 2013 con el primer Moto G, un teléfono que revolucionaba lo que entendíamos por entonces por un móvil asequible.

Un antes y un después en la gama media

Motorola quiere celebrar con todos nosotros las diez generaciones de los Moto G, sin duda una de las gamas más veteranas del mercado, algo especialmente valioso si tenemos en cuenta lo efímeras que son muchas de estas gamas de smartphones que llegan al mercado. Una gama Moto G que llegó para democratizar el acceso al smartphone, algo que no estaba garantizado allá por 2013, cuando los elevados precios de los móviles inteligentes impedía el acceso a ellos de muchos usuarios. Esta nueva gama se caracterizaba por contar con tecnología premium a un precio muy ajustado.

Moto G MotorolaLa nueva gama Moto G ofrecía como ninguna otras las innovaciones de las gamas más altas en un envoltorio y un precio de gama media, lo que supuso toda una revolución en nuestra forma de comprar móviles de gama media. Por primera vez con esta gama era posible acceder a algunas características premium por un precio bastante asequible para una gran mayoría de clientes. De esta manera nacía una gama que iba a cambiar a muchos su percepción del teléfono, dejando atrás los rudos teléfonos básicos para recibir a los móviles inteligentes con un precio asequible.

Moto G MotorolaDiez generaciones de innovación

El primer Moto G de 2013 se caracterizaba por contar con un procesador de cuatro núcleos y memoria RAM de 1GB, que por entonces era algo reservado a las gamas premium, y todo a un precio de gama media. Después en 2014 pudimos asistir a la llegada del Moto G2, un teléfono que ofrecía una gran pantalla de 5 pulgadas, sonido estéreo, y la posibilidad de intercambiar sus carcasas de colores para poder darle un toque más divertido y moderno a sus móviles. El Moto G3 ganaba la resistencia al agua en 2015, además incorporaba 2GB de memoria RAM, así como la carga rápida TurboPower.

Moto G MotorolaPor su parte el Moto G4 ya formaba parte de una familia con varios modelos, allá por el 2016. Una gama que estrenaba el lector de huellas dactilares, el enfoque láser de la cámara y el enfoque automático PDAF, algo único en un gama media. En 2017 el Moto G5 llegaba con acabados más premium aún, con acabados de metal, así como la primera cámara dual de la gama. El Moto G6 en 2018 estrenaba una trasera de cristal, con aspecto aún más premium, y estrenaba la batería más grande que habíamos visto en un móvil de la gama, con nada menos que 3200mAh.

Moto G MotorolaEl Moto G7 llegaba solo hace dos años, con cuatro versiones diferentes, siendo la familia más numerosa hasta entonces dentro de la gama G. Contaba con un notch, OIS y zoom de alta calidad, así como una carga ultra rápida de 27W. En 2019 la gama Moto G8 estrenaba la tecnología Quad Pixel en sus cámaras, mientras que la batería crecía hasta los 5000mAh, la más grande que habíamos visto nunca. El Moto G9 se estrenaba el pasado año, junto a la pandemia, y nos proporcionó otra vez un nuevo techo en la batería, en esta ocasión con una gran capacidad de 6000mAh. Con esta gama llegaba el 5G también.

Ahora el Moto G100 representa el presente y futuro de esta gama de teléfonos, siendo el móvil más potente de la historia de la marca, gracias a su procesador de la serie 8 de Snapdragon. Cuenta con 5G, rendimiento de alta gama, y una vez más un precio más que competitivo.