La gama Moto G7 ya está al completo disponible en España para su compra con cuatro modelos diferentes: Moto G7, Moto G7 Plus, Moto G7 Power y Moto G7 Play. Cuatro teléfonos que cuidan el diseño, la batería, la potencia y la cámara para conseguir cumplir con todas las necesidades de los fans de la marca.

Hoy analizamos en profundidad la cámara del Motorola Moto G7, una cámara dual con infinidad de opciones y modos diferentes para conseguir siempre la imagen perfecta en cualquier situación y con ayuda de la inteligencia artificial.

La cámara del Moto G7 es una cámara doble con dos sensores de 12 megapíxeles con pixeles de 1,25um, apertura de f/1.8 y un software que completa este hardware y que ayuda a que las fotografías salgan bien gracias a la inteligencia artificial. El equipo fotográfico lo completa una cámara frontal de 8 megapíxeles para selfies y un nuevo flash de pantalla para que podamos hacer autorretratos también de noche.

cámara dual del Moto G7 Plus

Modos de cámara del Moto G7

Además de Google Lens en la cámara del Moto G7, que nos permite identificación de todo lo que nos rodea y hacer la vida más fácil, el teléfono incluye modos diferentes que permiten fotografía de alta calidad en cualquier situación.

La cámara del Moto G7 cuenta con un zoom de alta resolución capaz de restaurar automáticamente los detalles que se pierden, normalmente, con el zoom digital. El zoom digital hace que las imágenes se pixelen y pierdan calidad pero el zoom de alta resolución de la cámara del Moto G7 acaba con esto, como puede verse en la imagen.

Camara del Moto G7

Más allá de fotos que estén a cierta distancia, también tenemos un buen resultado en los retratos. El Modo Retrato de la cámara del Moto G7 nos permite que hagamos un desnefoque artístico del fondo de las imágenes y que la atención se centre solo en la persona o personas que salen en primer plano. Un desenfoque bien conseguido y que queda totalmente natural y profesional, sin grandes cortes en piel o el pelo.

Un buen hardware pero también un software de cámara basado en inteligencia artificial que nos permite tener mayor calidad en las imágenes aunque no tengamos conocimientos de fotografía. Un software que funciona como asistente fotográfico y que cuenta con captura automática de sonrisas, por ejemplo. Un algoritmo capaz de detectar cuándo todos están sonriendo en la foto y disparar en ese momento. Una tecnología que acabará por fin por los selfies en los que nadie sale bien.

Además de calidad en fotos, también en vídeo. Podemos crear cinemagrafias con la cámara del Moto G7: haremos que solo una parte de la imagen se mueva y todo lo demás se congela, como puede verse en el video, creando un efecto muy original. Y si lo que queremos es grabarlo todo con un efecto original y divertido, la cámara permite pasar la acción a velocidad 4x, 8x, 16x o incluso a velocidad 32x si queremos. Vídeos originales de los que presumir en Instagram o Facebook.

 

Tags:

Related Article