Una de las tendencias más extendida en este 2020 son las pantallas con una alta tasa de refresco. Como son los 90Hz que nos ofrecen las pantallas de cualquier móvil que se precie y esto es algo de lo que puedes disfrutar ya en tu Motorola Edge.

Aunque la tasa de refresco nos ofrece muchas ventajas, pero también cuando se activa puede presentar algunos pequeños inconvenientes. Por lo que te explicaremos con que pros y contras puedes encontrarte al activar esta funcionalidad tan importarte en tu móvil. Te contamos como Activarla:

tasa de refresco

Configurar tu pantalla en 90Hz, pros y contras

Cuando utilizamos un móvil con una pantalla a 90Hz lo notamos al instante. Al compararlo con otro dispositivo con una pantalla estándar. Esto se refleja en todo lo que hagas con tu móvil, las grabaciones de vídeos los verás mucho más fluidos, los movimientos en las aplicaciones y en los menús del teléfono.

Pero ¿Cómo afecta esto a nuestro teléfono?, generalmente las pantallas de nuestros dispositivos móviles están configuradas a 60Hz lo que les da una mayor autonomía. Al hacer un menor consumo de energía, este ajuste economiza mucho la cantidad de batería que consumimos.  Al cambiar el ajuste a 90Hz, contaremos con una mayor fluidez y evitaremos las estelas al desplazarnos, por lo que mejora la experiencia, pero esto se traduce en un gasto más elevado de energía, con lo que perdemos autonomía, aunque esta se compensa con las grandes baterías que suelen tener nuestros Motorola, con los que podemos aguantar una jornada completa sin tener que recargar la batería.

Si estás dispuesto a sacrificar la autonomía en favor de la fluidez del teléfono, cambia los ajustes de la pantalla, siguiendo los siguientes pasos:

  • Entra en los ajustes
  • Accede a través de “pantalla”
  • Pulsa sobre “Avanzado”
  • Y elige “Frecuencia de actualización de pantalla”

Al abrir esta opción podemos elegir entre tres opciones distintas, la opción predeterminada que viene por defecto de 60Hz. De 90hz con todas le implicaciones que ya te hemos contado anteriormente o de forma automática, por la que en cada momento el teléfono selecciona cuál de las dos frecuencias es la más acertada en cada momento, gracias a la gestión que hace la IA de nuestra pantalla.

De este modo podemos disfrutar de las ventajas nos ofrecen los 90Hz, como la fluidez que nos permite este modos combinando con un ahorro de energía al activar los 60Hz de forma automática cuando entramos en modos ahorro de energía, un uso mixto que garantiza, sacar el máximo partido a nuestro teléfono Motorola.