Es increíble lo que la cámara de fotos de tu móvil Motorola puede hacer, ya no solo con decenas de modos y filtros automáticos que nos ofrecen las mejores fotos, sino también gracias al modo manual, en el que cada detalle de la fotografía lo ajustas a tu gusto.

Vamos a conocer cómo se puede configurar la cámara de fotos de tu móvil Motorola en su modo manual, con el que podemos ajustar los parámetros de exposición y dar rienda suelta a nuestra imaginación y creatividad a la hora de componer la escena.

Cómo utilizar el modo manual de la cámara

El modo automático de la cámara de fotos de tu Motorola hace maravillas, calculando en milésimas de segundo cuáles son los parámetros ideales para obtener la mejor fotografía. Pero en algunas ocasiones es mejor ajustar a mano los diferentes aspectos que componen la fotografía. Lo primero de todo es activar el modo manual, algo que puedes hacer así:

  • Abre la cámara del Motorola
  • En la parte superior de la pantalla busca este icono
  • Selecciona el icono de Manual

Móvil Motorola

 

De esta manera ya estarás dentro del modo de fotografía manual. Como ves la interfaz es completamente distinta del modo automático, dividiéndose claramente en cinco apartados diferentes.

  • Enfoque manual Image
  • Balance de blancos Image
  • Velocidad de obturación Image
  • ISO, la sensibilidad de la cámara a la luz. Image
  • Exposición Image

Como veis toda la fotografía depende de estos cinco ajustes básicos. Estos ajustes en el modo automático se conjugan de tal manera que siempre obtenemos una fotografía óptima, pero cuando hay poca luz es posible que queramos introducir nuestros propios ajustes para mejorar la fotografía.

Con el enfoque manual podemos elegir qué es lo más importante de la fotografía, dándole protagonismo y desenfocando lo secundario.

El balance de blancos es clave en la fotografía, ya que de ella dependerá el tono que tenga. Se mide en grados Kelvin, y cuanto menos sea el número la foto tenderá a azularse, mientras que cuanto más altos sean los grados la imagen tomará un color más sepia.

En cuanto a la velocidad de obturación, cuanto más tiempo esté abierto el obturador, más luz captará, por lo que en escenas nocturnas puede mejorar mucho los resultados. En la situación contraria, con mucha luz, podemos optar por abrirlo lo mínimo para que no se nos queme la fotografía.

La ISO es la sensibilidad del sensor de la cámara de nuestro Motorola. De forma similar al obturador, cuando haya poca luz aumentaremos la ISO para captar más luz y detalle, en cambio con luz suficiente debe ser lo más baja posible, ya que podemos terminar por añadir demasiado ruido a la fotografía.

La exposición es uno de los aspectos clave de toda fotografía. Aquí elegimos cuánta luz captura el sensor de la cámara, por tanto cuanto menor sea el valor, más oscura será la fotografía tomada, mientras que si el valor es algo, estaremos exponiendo por encima de lo normal, por lo que la cámara capturará más luz, algo ideal cuando la fuente de luz a nuestro alrededor es limitada. Como siempre, el consejo es que con estas nociones básicas hagas muchos experimentos hasta conocer cómo reacciona la cámara del móvil con diferentes ajustes y exposiciones.

Archivos