Todavía queda verano y sus atardeceres nos dejan magníficas estampas para inmortalizar con tu Motorola. Para ello no dudes en usar la potencia que ofrecen sus cámaras traseras de 64 megapíxeles con sensor ultra gran angular. Te contamos cómo sacar el máximo provecho.Por todos es conocida la versatilidad de la cámara del Motorola Edge, la gran variedad de modos que nos ofrece su sistema de cuatro cámaras traseras. Incorporan la tecnología Quad Pixel que mejora la iluminación en cualquier situación. Pero en este caso nos centraremos en ver cómo funciona su modo ultra gran angular de 16 megapíxeles con tecnología Macro visión que acerca el objeto hasta en 5 aumentos. Este tipo de sensor no sólo se utiliza para fotografiar paisajes, también suelen usarse para realizar fotografías a corta distancia.

Ultra Gran Angular

Cómo hacer que tus fotos sean más amplias

Lo primero de todo es abrir la cámara de nuestro Motorola Edge y activar el modo “Ultra Gran Angular”. Para ello, en el lado izquierdo de la pantalla tenemos un menú con tres opciones, cada una de ellas está disponible seleccionando la cuadrícula. Siendo el último de ellos el que lo activa. Lo más interesante del sensor ultra gran angular es que gracias a los 117 grados de visión, podrás conseguir la máxima amplitud en tus fotos sin necesidad de desplazar el móvil.

Ultra Gran Angular

Al realizar este ajuste puedes comparar y comprobar como cambia la perspectiva. Cambiando el ajuste seleccionando indistintamente un modo y otro. La diferencia se aprecia claramente, al cambiar de modo estándar al modo ultra gran angular. Verás como en este modo la porción de imagen que podemos inmortalizar es mucho mayor tanto horizontal como verticalmente. Lo que nos permite abarcar una superficie mayor, y de este modo conseguir unas instantáneas en las que captas la verdadera amplitud del espacio. Son ideales no sólo para retratar paisajes, sino que también para fotos en interior, como de las estancias de una casa.

Los sensores de este tipo, por lo general, suelen ser algo menos sensibles que el sensor principal por lo que veremos cómo nuestras fotos nocturnas pierden algo de luminosidad, por lo que son muy recomendables para fotos diurnas o en lugares con buena iluminación. De este modo tus imágenes no perderán ni un ápice de detalle y calidad. Una vez activado el modo solo tienes que empezar a inmortalizar los momentos más increíbles de la recta final del verano.