Una de las principales preocupaciones de los usuarios móviles es el uso que las aplicaciones hacen de los componentes y recursos del teléfono, algo que afecta a la privacidad de nuestros datos, averiguando si estos están siendo usados sin nuestro consentimiento. De esta forma puedes limitar los permisos de forma individualizada en cada app.

De vez en cuando conocemos noticias que hay apps que se han tomado la libertad de utilizar aspectos básicos de nuestros dispositivos y usarlos para fines poco lícitos. A continuación te explicamos cómo mantener a raya los permisos de las aplicaciones.

Controla los permisos de cada app

Cuando instalamos una app esta nos solicita permiso para hacer uso de la cámara, la galería o el micrófono entre otros. Esto en un principio parece inofensivo, pero si estos permisos no son utilizados con responsabilidad, pueden suponer un gran riesgo para nuestros teléfonos, puesto que algunos hackers o desarrolladores los utilizan en su propio beneficio. Para evitarlo, a la hora de instalar una aplicación nos pedirá permisos para acceder a recursos de nuestro móvil.

Permisos apps Motorola

Lo primero y fundamental es saber el uso que vamos a hacer de la aplicación en concreto y pensar si es necesario o no otorgarle ciertos permisos, porque si por ejemplo, instalamos una app para buscar contactos duplicados, no tiene sentido otorgarle permiso para utilizar el micrófono.

Por tanto debemos pensar que ese acceso podría usarse para grabar nuestras conversaciones. O como el caso de que la aplicación de la calculadora nos pida permiso para acceder a la galería, pues es otra cosa que carece de sentido. Para evitar un mal uso, es tan fácil como hacer lo siguiente:

  • Ve a los ajustes del sistema
  • Pulsa sobre “aplicaciones y notificaciones”
  • Elige la aplicación en la que quieras comprobar los permisos
  • Por último pulsa sobre “permisos”

Dependiendo de la aplicación que se trate, esta tendrá otorgados más o menos permisos. Si analizamos el caso de WhatsApp, la aplicación más usada de mensajería, inmediatamente veremos que tiene acceso a casi todas las áreas del teléfono, pudiendo así hacer uso de ellas.

Al tratarse de un desarrollador conocido nos ofrece ciertas garantías y además de esto, nos aseguramos el buen funcionamiento de ella, ya que si no le otorgamos los permisos necesarios, no podríamos enviar fotos, notas de voz u otro tipo de archivos. Pero si vas a instalar una app con la que te sientas totalmente seguro y albergues algún tipo de sospecha, no dudes en realizar los ajustes pertinentes y limitar al máximo sus permisos.