La pantalla del Motorola One Vision es uno de sus puntos más destacados, por su gran tamaño y relación de aspecto de 21:9. Ahora os contamos cómo sacarle el mejor partido y disfrutar de ella adaptando su colorido a nuestros gustos.

La pantalla del Motorola One Vision es muy distinta de las que hayas visto en otros móviles, con una superficie vertical sin precedentes y que nos da la sensación de estar ante un teléfono muy avanzado a los demás que puedas encontrar en el mercado.

Ajusta la pantalla del Motorola One Vision

El color es clave a la hora de disfrutar de nuestro móvil y su pantalla. Y para ello qué mejor que ajustar el color a nuestro gusto, esta es una posibilidad que nos ofrecen los ajustes de sistema del Motorola One Vision. Normalmente es algo a lo que no le prestamos demasiada atención, salvo que la falta de color sea patente, no es una función que utilicemos demasiado. Además de que no está tampoco muy a la vista. Por tanto nunca está de más saber cómo poder darle más o menos color al tono de la pantalla del Motorola One Vision. Para ello debemos acceder al menú de ajustes del teléfono.

pantalla del Motorola One Vision

Una vez dentro de los ajustes nos dirigimos al menú de “pantalla” donde vamos a poder seleccionar la intensidad del color en el menú de “colores” que tenemos más o menos en la mitad de la pantalla, tras pulsar los controles avanzados de esta. Dentro de este menú tenemos tres ajustes de color que le dan una intensidad a la pantalla ajustada a nuestros gustos. Como veis, tenemos tres tipos distintos de ajustes, como natural, mejorados o saturados. En teoría y por defecto deberíamos elegir el tono natural, que debería ser el más fiel a la realidad, pero en comparación con los otros modos es el más apagado, el que transmite menos color.

En el otro extremo tenemos el ajuste de saturados, que como su nombre indica satura mucho más los colores de pantalla. Por tanto si nos gusta que la pantalla demuestre todo su poderío y color, lo mejor es elegir el ajuste más saturado. De lo contrario, cualquiera de las otras dos opciones son válidas. Eso sí, quizás la primera de ellas sea demasiado apagada, y no saque todo el partido del colorido que puede ofrecer la pantalla del Motorola One Vision, que es mucha.