Por defecto nuestro teléfono Motorola viene con unos ajustes de resolución para la grabación de vídeo, pero podemos cambiarlos para adaptarlos a nuestras necesidades en cada momento.

En algunas ocasiones necesitaremos la calidad máxima que puede proporcionarnos nuestro teléfono, pero sin embargo en otro momento tal vez necesitemos que el tamaño de nuestros archivos no sea demasiado grande, por lo que tendremos de reducir la calidad de los mismos, por eso a continuación te contamos cómo cambiar la resolución de los vídeos que grabamos según nuestras necesidades.

Porque no es lo mismo grabar un vídeo para subirlo a una web o para compartirlo con la familia, que una grabación que necesitamos para proyectar en gran formato sin perder nada de calidad. Con estos ajustes, ahorrarás mucho tiempo y podrás cambiar la resolución de una forma rápida y sencilla.

Cambiar la resolución de video

Cómo cambiar la resolución de vídeo

Elegir la resolución que más se ajusta a nuestras necesidades en cada momento en muy sencillo, tan sólo tienes que abrir la aplicación cámara en tu teléfono Motorola y seguir los siguientes pasos:

  • Pulsa sobre el icono de la tuerca en la esquina superior derecha para acceder a las opciones de configuración.
  • En las opciones de la cámara trasera toca sobre “tamaño de vídeo”, entonces se desplegarán las diferentes opciones disponibles.

Opciones de vídeo disponibles:

  • 4K UHD, si eliges esta opción tus videos tendrán una de resolución 2160 píxeles. Es la opción más adecuada si queremos conseguir grabaciones con la máxima calidad. Por lo que serán vídeos que nos ocupen mucho espacio en nuestro teléfono.
  • 4K UHD (19.5:9), dispone de la misma resolución que la anterior, con la única salvedad de que lo hace en formato cine.
  • FHD (60 fps), este modo tiene una resolución de 1080 píxeles, pero gracias a los 6o fotogramas por segundo conseguimos unas imágenes más nítidas y suavizadas, ya que graba el doble de frames que una grabación estándar, con esto también se consigue aumentar el peso de las archivos.
  • FHD, con la misma resolución que la opción anterior, 1080 píxeles, conseguimos archivos con muy buena calidad, pero con un peso más moderado al grabarse con menos fps.
  • FHD (19.5:9), comparte con las anteriores la resolución en pixeles, lo que la diferencia es su formato que comparte con el que se utiliza comúnmente en salas de cine.
  • HD, grabando en este formato conseguimos que nuestros vídeos ocupen menos espacio, ya que su resolución es de 720 píxeles, aunque estos vídeos mantienen excelente calidad, lógicamente no podremos reproducirlos en un tamaño muy grande.

Elige qué resolución es la que más se adapta a cada ocasión y olvídate de perder el tiempo convirtiendo vídeos para adaptarlo a nuestras necesidades. Gracias a estos ajustes que nos permiten nuestros teléfonos Motorola podremos obtener los vídeos al tamaño que necesitamos de una forma rápida y sencilla.