El NFC es una de las conectividades que puede que incluya tu teléfono móvil Motorola y quizá lo has visto en el menú superior pero nunca te has preguntado para qué sirve o qué hace si lo activas. Generalmente basta con que pulses sobre el botón de la parte superior de la pantalla para activarlo  en tu Motorola y hoy te damos algunos usos del NFC recomendables y habituales de esta conectividad tan interesante.

Todo tipo de usos en el día a día en el que puede resultarnos muy interesante. No tienes que escanear nada ni hacer nada, se trata de una conexión por proximidad que automáticamente detectará la etiqueta o el sensor.

Encender o apagar el WiFi al llegar a casa

A través de las etiquetas NFC puedes encender o apagar la conectividad WiFi cuando entres o salgas de casa. Basta con poner una etiqueta junto a la entrada y el teléfono automáticamente sabrá qué tiene que hacer. Las etiquetas se compran baratas y las pegatinas permiten que el móvil ejecute unas determinadas acciones configuradas previamente. Así nunca estarás consumiendo datos dentro de casa.

Comparte WiFi

Más allá de encender o apagar el WiFi de casa, puedes compartirlo. Basta con crear una etiqueta o pegatina NFC y ponerla en algún lugar de la casa. Tus invitados podrán conectarse solo al acercarse a ese dispositivo.

Avisa al llegar a casa

Si tu madre o tu pareja necesita que le avises al llegar a casa o que le mandes un mensaje porque están preocupados si has llegado o no, una pegatina podrá automatizar el proceso si eres de los que habitualmente se olvidan de avisar.

Dar tu teléfono móvil a alguien

Si has conocido a alguien o estás en un bar, una discoteca, una reunión de trabajo o cualquier tipo de evento y quieres dar tu teléfono móvil. Puede parecer mucho más complejo que simplemente dictarlo pero llevar a mano una pegatina NFC hará que automáticamente esa persona registre todos tus datos: no solo tu teléfono móvil sino también tu correo electrónico registrado o alguna información de interés que necesite.

Enciende el Bluetooth al subirte al coche

Como en el caso del WIFI, puedes tener recurrir a los usos del NFC con una pegatina en el coche que haga que automáticamente tu Motorola encienda el Bluetooth al llegar. Así podrás coger el teléfono con manos libres en caso de que alguien te llame, sin preocuparte de no poder descolgar porque estás al volante en ese momento.

Envía archivos

Aunque usamos WhatsApp y otras aplicaciones, puedes usar el NFC para enviar archivos a tus amigos o familiares sin gastar datos. Puedes mandar fotografías, vídeos, música o incluso aplicaciones completas sin preocuparte del tamaño.

Entra a conciertos o eventos

Muchos eventos ya permiten entrar a través de NFC. No necesitas una entrada física para acceder sino que el NFC es tu llave de acceso. Algunos eventos tienen una especie de acreditaciones con este tipo de conectividad para que entres. No solo en eventos sino parar entrar en grandes oficinas, por ejemplo, o para acceder al metro en algunas ciudades de Europa.

Guías de viaje

Uno de los usos del NFC es en monumentos o lugares turísticos puedes “desbloquear” opciones que el resto de visitantes no tienen. Funciona de forma similar al código QR con el que escaneas la información en un monumento o una audioguía en tu Smartphone pero aquí no necesitas escanear nada sino que basta con acercarlo al chip.

Paga

Es el uso más frecuente y más extendido, uno de los más comunes y más recomendables: a través de aplicaciones como Google Pay podemos usar nuestro Motorola como tarjeta de crédito y pagar en cualquier establecimiento que tenga un dispositivo compatible. Basta con que se admitan pagos inalámbricos para que puedas usarlo para pagar en gasolineras, tiendas, restaurantes, etc.

Abre tu coche

Puedes abrir tu coche o incluso otro que hayas contratado con aplicaciones de carsharing, por ejemplo. Se trata de uno de los usos del NFC más habituales. Son muchas las marcas que ya permiten que abramos el vehículo con nuestro teléfono utilizando el NFC como método de seguridad.

Tags:

Related Article