Estos días estamos viviendo una intensa ola de frío en la península, con heladas importantes en muchos lugares, donde nuestro Motorola debe enfrentarse a temperaturas bajo cero en algunos casos. Os contamos cuáles son los mejores trucos para proteger nuestro móvil Motorola del duro frío invernal, que como sabéis bien, no es el mejor aliado de la tecnología.

Los extremos nunca son buenos, algo que es extensible a la salud de los dispositivos electrónicos, que se resiente tanto cuando hay temperaturas muy altas como bajas. Vamos a conocer algunos consejos básicos para mantener a nuestro smartphone Motorola protegido del frío extremo.

Tu móvil Motorola frente al frío

Los smartphones están diseñados para funcionar de una manera óptima entre los 0º y 45º, lo que nos da un amplio margen de uso en la mayoría de situaciones cotidianas en climas más o menos suaves. Eso sí, cuando superamos esos límites, nuestro móvil se expone a importantes daños provocados por la acción del frío invernal. Por lo tanto, no es recomendable utilizar el móvil y exponerlo de manera prolongada al frío cuando la temperatura es inferior a los cero grados. Esto quiere decir que no te dejes el móvil en el coche por la noche con una helada, porque podrías encontrarte con elementos como su pantalla con algún tipo de grieta causa del frío.

móvil Motorola

Nunca debes cargar tu móvil Motorola a temperaturas bajo cero

 

Lo mismo ocurre con la batería, que no funciona bien con temperaturas extremadamente bajas. De hecho no es recomendable cargar la batería con temperaturas bajo cero, ya que el posterior funcionamiento de la batería puede verse afectado posteriormente por una carga cuando la batería no está en sus mejores condiciones. En caso de dejarte el móvil en un lugar donde ha helado, lo mejor es que antes de volver a utilizarlo dejes que vuelva a coger una temperatura óptima, para que el arranque sea lo más seguro posible. Para ello lo mejor es que lo dejes una hora más o menos en un lugar con una temperatura normal, o si estás en la calle, que lo metas en el interior de tu chaqueta para que con el calor corporal recupere la temperatura.

Solo entonces será seguro volver a encender el móvil, de lo contrario nos enfrentamos a un posible funcionamiento erróneo del terminal. Así que ya sabes, aunque tengas unos guantes capaces de controlar la pantalla con ellos puestos, no te vengas arriba y utilices tu smartphone con temperaturas a bajo cero, porque corres un serio peligro de dañar algo de tu Motorola, y sabemos que eso es lo último que quieres en este mundo. Como en casi todo en la vida, lo mejor es utilizar el sentido común, y no utilizar el móvil cuando el metal de este se encuentre tan frío que pueda incluso quemarnos.